viernes, 23 de junio de 2017

DECLARACIÓN DE LA CONFERENCIA MUNDIAL DE LOS PUEBLOS POR UN MUNDO SIN MUROS HACIA LA CIUDADANÍA UNIVERSAL.

&&&&&


CON RESPECTO A LA MIGRACIÓN FORZADA Y EL DERECHO DE LOS REFUGIADOS.-Hemos verificado como principales causas de esta crisis los conflictos bélicos e intervenciones militares, el cambio climático y las enormes asimetrías económicas entre los Estados y al interior de ellos. Estas situaciones destructivas tienen su origen en el orden mundial dominante, que en su voracidad desmedida por el lucro y la apropiación de los bienes comunes genera violencia, promueve desigualdades, y destruye a la Madre Tierra. La crisis migratoria es una de las manifestaciones de la crisis integral de la globalización neoliberal. La movilidad humana es un derecho arraigado en la igualdad esencial del ser humano. Sin embargo, en la mayor parte de los casos, no responde a una decisión voluntaria de las personas sino a situaciones de necesidad que llegan a extremos de una migración forzada. Al dolor del desarraigo se suman las situaciones de injusticia, exclusión, discriminación y explotación que sufren las personas en tránsito y en los países receptores que atentan contra su dignidad, sus derechos humanos elementales, y en no pocas ocasiones, contra su propia vida”.

/////






DECLARACIÓN DE LA CONFERENCIA MUNDIAL DE LOS PUEBLOS POR UN MUNDO SIN MUROS HACIA LA CIUDADANÍA UNIVERSAL.
*****

ALAI.- América Latina en Movimiento.

Tiquipaya. Bolivia.- Jueves 22 de junio del 2017.


Los movimientos sociales, y ciudadanos y ciudadanas del mundo, reunidos en Tiquipaya, Bolivia, los días 20 y 21 de junio de 2017, tras escuchar los testimonios de migrantes y refugiados, y debatir colectivamente desde nuestra memoria histórica y la pluralidad de nuestras identidades, aprobamos la siguiente Declaración, a fin de poner de manifiesto nuestra visión y propuestas ante los Estados y la Comunidad Internacional con relación a la denominada crisis migratoria.

Los pueblos del mundo somos conscientes de la necesidad de seguir impulsando con mayor fuerza un nuevo orden mundial, cuyas características sean:

§  El establecimiento de las relaciones de complementariedad, equidad y solidaridad entre las personas y pueblos; el reconocimiento y universalización del acceso a los servicios básicos como derechos fundamentales, mismos que no pueden ser objeto de lucro y especulación de grupos privados.

§  La más amplia participación ciudadana en la elaboración e implementación de las políticas públicas trascendiendo a las oligarquías, dinastías, monarquías y otras formas de jerarquías políticas.

§  Una nueva arquitectura financiera internacional, donde no existan organismos multilaterales al servicio del capital transnacional y garantizar la propiedad social de los recursos naturales.

§  La convivencia armónica con la Madre Tierra y el respeto de sus derechos; asumiendo que la naturaleza puede vivir sin los seres humanos, pero los seres humanos no podemos vivir al margen de ella, conculcando sus derechos y destruyendo el hábitat.

§  La construcción de la paz verdadera, que no solo es la inexistencia de conflictos bélicos, sino también la superación de la violencia estructural que se traduce en el acceso equitativa de la riqueza y las oportunidades de desarrollo.

Hemos verificado como principales causas de esta crisis los conflictos bélicos e intervenciones militares, el cambio climático y las enormes asimetrías económicas entre los Estados y al interior de ellos. Estas situaciones destructivas tienen su origen en el orden mundial dominante, que en su voracidad desmedida por el lucro y la apropiación de los bienes comunes genera violencia, promueve desigualdades, y destruye a la Madre Tierra. La crisis migratoria es una de las manifestaciones de la crisis integral de la globalización neoliberal.




 Los Sindicatos Boloivianos, han sido activos participantes en la Conferencia Mundial, sin Muros, hacia la forja y reconocimiento de la Ciudadanía Universal.
 ***

La movilidad humana es un derecho arraigado en la igualdad esencial del ser humano. Sin embargo, en la mayor parte de los casos, no responde a una decisión voluntaria de las personas sino a situaciones de necesidad que llegan a extremos de una migración forzada. Al dolor del desarraigo se suman las situaciones de injusticia, exclusión, discriminación y explotación que sufren las personas en tránsito y en los países receptores que atentan contra su dignidad, sus derechos humanos elementales, y en no pocas ocasiones, contra su propia vida.

Los discursos hegemónicos, potenciados por las corporaciones mediáticas trasnacionales, promueven una visión negativa de los migrantes, ocultando los aportes que éstos realizan a los países receptores en términos económicos, demográficos y socioculturales. Vemos con preocupación el avance de posiciones neocoloniales, intolerantes y xenofóbicas que atentan contra la cooperación entre los Pueblos y constituyen una verdadera amenaza para la paz mundial. Paradójicamente, estas posiciones se sostienen desde los centros de poder global, principales responsables de la violencia estructural, la inequidad planetaria y el cambio climático, en perjuicio de los acreedores de la deuda social y ambiental: los pobres y los pueblos pobres.

Es por ello, que desde las bases sociales promovemos el siguiente decálogo de propuestas para derribar los muros que nos dividen y construir una Ciudadanía Universal, que consagre el derecho de todos y todas a tener y gozar en plenitud de los mismos derechos, para el vivir bien de la humanidad.

§  Superar la perspectiva hegemónica de política migratoria que plantea una gestión de las migraciones de manera “regular, ordenada y segura”, por una visión humanista que permita “acoger, proteger, promover e integrar” a las personas migrantes.

§  Rechazar la criminalización de la migración que encubre falsos enfoques de seguridad y control. De manera particular exigimos la eliminación de los “centros de detención de migrantes”.

Exigir la destrucción de muros físicos que separan a los pueblos; muros invisibles legales que persiguen y criminalizan; muros mentales que utilizan el miedo, la discriminación y la xenofobia para separarnos entre hermanos. De igual manera, denunciamos los muros mediáticos que descalifican o estigmatizan a los migrantes, y apostamos por promover la creación de medios alternativos de comunicación.

§  Crear una Defensoría Mundial de los Pueblos por los Derechos de las personas migrantes, refugiados, asilados, apátridas, víctimas de trata y tráfico, que promueva la libre movilidad y los derechos humanos.

Solicitamos al pueblo y al gobierno de Bolivia, gestionar la creación de una secretaria de coordinación para efectivizar el cumplimiento de las resoluciones de esta declaración de la Conferencia Mundial de los Pueblos por un Mundo sin Muros hacia la Ciudadanía Universal.

§  Exigir a los gobiernos la creación y/o fortalecimiento de Ciudadanías Regionales que permitan la movilidad intrarregional y el pleno ejercicio de sus derechos, como puente hacia una ciudadanía universal.

§  Demandar que los gastos públicos destinados a la guerra y la criminalización de los migrantes, sean utilizados para la creación de programas de integración, que garanticen el ejercicio pleno de los derechos de las personas migrantes y sus familias.

§  Impulsar políticas locales que permitan ciudades y sociedades integradoras, donde se hagan efectivos en la vida cotidiana de los migrantes los derechos a vivienda, salud, educación, seguridad social, bajo los principios de complementariedad, solidaridad, hermandad y diversidad.

§  Convocar a todos los gobiernos del mundo a luchar de manera conjunta contra las redes criminales que trafican con seres humanos, y declarar la trata y el tráfico de personas como delito lesa humanidad.

§  Actualizar, fortalecer y avanzar en el sistema multilateral y sus instrumentos internacionales referidos a migrantes, refugiados y sus familias, en especial:

a) La “Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y sus familiares”, ya que ésta no ha sido ratificada por ningún país del norte receptor de migrantes;

b) La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de ACNUR e incorporar nuevas concepciones referentes a desplazados y refugiados climáticos.

c) Participar activamente en la negociación del Pacto Mundial que se celebrará el 2018 en Naciones Unidas;

d) Proclamar en la Asamblea General de las Naciones Unidas el Decenio Internacional para un Mundo sin Muros hacia la Ciudadanía Universal.

§  Superar el enfoque de “fronteras rígidas” por una visión que las entienda como puentes de integración para la unidad entre los pueblos y la acogida de los migrantes, donde la lucha contra el crimen trasnacional organizado se encare en un marco de cooperación entre los Estados.

Impulsar el vivir bien en los lugares de origen de las personas migrantes, para que la movilidad sea siempre voluntaria y no forzosa como efecto de la pobreza, la violencia y el cambio climático, denunciando el impacto del accionar irresponsable de las empresas trasnacionales, y aplicando sanciones a aquellas que atenten contra la permanencia de las familias en su lugar de origen.

§  Promover la movilización popular a escala mundial, para que se reconozca en las instancias intra e internacionales el carácter inalienable de los derechos de las personas en movilidad para derribar los bloqueos, intervenciones y muros, que unilateralmente levantan los poderosos para perpetuar la desigualdad y la injusticia social en el mundo.

*****

jueves, 22 de junio de 2017

RUSIA: EL MILAGRO ECONÓMICO DE PUTIN.

&&&&&


“Una de las posturas que parece estar tomando el gobierno ruso es la de centrar su mirada en el continente asiático. Varios son los contactos que mantiene Moscú con Pekín en diferentes áreas económicas, por ejemplo el megaproyecto de la nueva Ruta de la Seda o las cada vez más ventas en el sector armamentístico. En relación con la nueva Ruta de la Seda, existe una teoría económica en la que premia no tanto la capacidad económica nacional de un Estado sino su capacidad de intervención en un amplio número de personas. Es decir, una operatividad transnacional que involucre a un amplio sector de población es mucho más interesante económicamente que un grupo económico delimitado por la esfera del Estado. Lo que la nueva Ruta de la Seda crearía sería la unión de millones de personas en un marco de actividad transnacional, por lo tanto tomar la iniciativa y vanguardia de ese proyecto se torna importantísima”.

/////




Fuente: Elaboración propia a partir de datos obtenidos  de  http://atlas.media.mit.edu/es/profile/country/rus/ y http://www.datosmacro.com/pib/Rusia



RUSIA: EL MILAGRO ECONÓMICO DE PUTIN.

*****

Adrián Ruiz Martínez..

Público jueves 22 de junio del 2017.

En los últimos meses, hablar de Vladimir Putin significa asociarlo directamente con la jerarquía de Zar ruso. Esa vinculación a hombre grande y fuerte que está provocando el resurgir de la gran Rusia es lo que escuchamos a menudo. De hecho esa identidad e imagen creada en el espacio público le está dotando de un apoyo y aceptación muy amplia por parte del pueblo ruso, vistas quedan sus holgadas victorias electorales. En el presente artículo, me propongo reflexionar y exponer ciertos datos con el fin de visibilizar la evolución dependiente de la economía rusa y desvelar rasgos que denoten esa falsa percepción de la figura de “Zar” que se atribuye asiduamente a Putin.

Lejos de pretender un desprestigio o demérito de Putin por la evolución ascendente de la economía rusa en los últimos 17 años, es necesario observar ciertos datos económicos que denotan esa falsa percepción de milagro económico. Ojeando varios indicadores, veo interesante mostrar la evolución del PIB junto con la exportación de petróleo. Quisiera puntualizar que a sabiendas del debate que puede surgir entorno a las características que se tienen en cuenta para elaborar el PIB, veo interesante mostrarlo simplemente por el hecho que constata: Evolución del Estado ruso depende de exportación de hidrocarburos.

El PIB marcado en azul se encuentra referenciado con los valores absolutos de la izquierda y en millones de euros. A su vez, el % de exportación de petróleo crudo está indicado con las cifras de la derecha del gráfico (no hay datos de 2016 y 2017). Los cambios económicos producidos en la URRSS desde finales de la década de los ´80 y los ´90 produjeron un colapso económico que desembocó en la firma del Tratado de Belavezha y la disolución de la URRSS. La economía rusa en su totalidad se contrajo enormemente llegando en 1999 a datos que correspondían a un tercio del PIB si lo comparamos con 1989. Es curioso observar que ya en 1998 se produce un punto de inflexión en la exportación de petróleo y que a sabiendas de la leve mejoría que se estaba dando, en 1999 el presidente Boris Yeltsin renunció a su cargo de Presidente. Desde la renuncia de Yeltsin en adelante Vladimir Putin ocupó el cargo interino de Presidente y mantuvo su puesto de Jefe de Gobierno. Se puede decir, que desde esta fecha, comienza “El milagro económico de Putin” con victorias electorales de mayorías absolutas y un respaldo popular sorprendente si lo comparamos con otros líderes occidentales.

De 1999 en adelante la evolución de la economía rusa ha sido imparable, de hecho se declaró a Rusia como economía emergente y fue incluido en la lista de países emergentes (BRICS) y en otros tratados económicos internacionales y de gran importancia como por ejemplo la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo).

En el gráfico, llama la atención que en 2009 a pesar de encontrarse la economía mundial en un periodo de crisis y de bajar notablemente el PIB ruso, las exportaciones de petróleo crudo no parecen afectarle tanto. Parece más bien que sufrieran una ligera desaceleración en su crecimiento. Lo que sí ha afectado y duramente a la economía rusa han sido las sanciones económicas internacionales establecidas por occidente en respuesta de la posición adoptada por Rusia en la guerra de Ucrania y la anexión de Crimea. Ese descenso en las exportaciones de petróleo crudo que se produce desde 2012 no es sólo por lo citado anteriormente, sino que también se deben por la bajada del precio del barril de petróleo. Al gobierno ruso le interesa que el precio de los hidrocarburos en general sean altos ya que su reserva, sobre todo de petróleo, en un periodo de menos de 80 años perderá su posición de segundo mayor exportador de petróleo del mundo. Una de los debates en las reuniones que se celebran entre los países de la OPEP lo centran rusos y sauditas. Los sauditas son los mayores exportadores del mundo de petróleo y frecuentemente afirman que sus decisiones en la gestión del petróleo están tomadas por un grupo de tecnócratas de la materia y ajenos a lo político. En cambio, Rusia acusa al país árabe de seguir los dictámenes de su aliado Estados Unidos en el interés de depreciar el valor del barril de petróleo para asfixiar aún más a la delicada y dependiente economía rusa.

El milagro económico que ha ocurrido en Rusia desde la entrada del siglo XXI está directamente relacionado con el precio del barril de petróleo, el cual no ha dejado de crecer a pasos agigantados. Gracias a esto, Putin se ha beneficiado de tener las arcas del Estado rebosantes de dinero líquido y ha podido invertir y reconstruir todo el sistema sanitario, de pensiones y sobre todo la modernización del ejército entre otras cuestiones. Pensemos que desde finales de los ´80 los impagos en las esferas tanto públicas como privadas eran asiduas y por lo tanto la regularización e inversión en modernización de ciudades, transportes y sobre todo el de mantener al día los pagos en pensiones, ha sido lo que realmente le ha dado esa popularidad dentro del pueblo ruso y no porque haya sido un magnífico estratega económico. De hecho, si su principal interés fuera la actividad económica del país, pondría en marcha diversas reformas estructurales. Por ejemplo, una de las cuestiones vitales para la economía rusa es diversificar las exportaciones y evitar la dependencia del petróleo. Cabe destacar que en 2015 más de la mitad de las exportaciones rusas eran de la industria del petróleo, concretamente un 28% de petróleo crudo, un 18% de refinado de petróleo y un 8% de gas de petróleo.

Una de las posturas que parece estar tomando el gobierno ruso es la de centrar su mirada en el continente asiático. Varios son los contactos que mantiene Moscú con Pekín en diferentes áreas económicas, por ejemplo el megaproyecto de la nueva Ruta de la Seda o las cada vez más ventas en el sector armamentístico. En relación con la nueva Ruta de la Seda, existe una teoría económica en la que premia no tanto la capacidad económica nacional de un Estado sino su capacidad de intervención en un amplio número de personas. Es decir, una operatividad transnacional que involucre a un amplio sector de población es mucho más interesante económicamente que un grupo económico delimitado por la esfera del Estado. Lo que la nueva Ruta de la Seda crearía sería la unión de millones de personas en un marco de actividad transnacional, por lo tanto tomar la iniciativa y vanguardia de ese proyecto se torna importantísimo.

Adrián Ruíz. Politólogo especializado en relaciones internacionales.

*****